top of page

El agronegocio cambió para siempre con la llegada de las Fintech

El sector agropecuario está atravesando a nivel global un proceso de transformación para darle nueva forma a las actividades tradicionales y adaptarlas a la nueva era digital. Este cambio ha dejado en evidencia que la tecnología juega un papel clave para el desarrollo económico y la estabilidad financiera. Hace 20 años eran una opción que pasaba por debajo de la mesa, en este 2021 las Fintech son una vía sostenible, consolidada y con grandes proyecciones.


¿Pero qué es Fintech? Este es un acrónimo conformado por las palabras en inglés financial y technology, término que hace referencia a la aplicación de los avances tecnológicos para mejorar el rendimiento de proyectos de inversión y financieros. El protagonista principal de esta intervención es la internet, clave fundamental para el desarrollo, conexión y masificación de estos servicios.


A finales de la década de los 2000, la inestabilidad económica global producida por la crisis inmobiliaria de 2008, los avances tecnológicos y la consolidación de la digitalización, dieron como resultado la migración a nuevos modelos de negocios que cumplen con la tradicionalidad de los principios financieros pero con la automatización y seguridad que la innovación tecnológica brinda. Estas condiciones hicieron que los inversionistas buscaran nuevas alternativas para generar capital, entre ellas están las Fintech que, hoy en día, están consolidándose a paso acelerado en el mundo de los negocios.


El objetivo de las Fintech es crear aplicaciones, estrategias, productos, modelos y planes para democratizar el acceso a recursos financieros. Su asimilación comenzó en el sector bancario, pero visto los frutos de su aplicación, se ha diversificado a otros rubros, entre ellos el agronegocio.


Las corporaciones han evaluado el potencial y están acrecentando su interés en capitalizar la digitalización del negocio agropecuario, principalmente para incrementar el alcance de captación de inversores pequeños, medianos y grandes para sus proyectos en el campo.


Las Fintech siguen acortando la brecha entre el campo y la ciudad


Brasil se ha convertido en la cuna del agronegocio capital, en 2018 Endure Capital, un fondo con más de 14 años de experiencia expresó su interés en desarrollar e invertir en agronegocios con alto grado de innovación y base tecnológica.


En 2020 Banco Santander compró el 80% del capital social de Gira, (Gestión Integrada del Agronegocio) compañía del sector de crédito agrícola que utiliza la geolocalización de las áreas productivas, captura y analiza los datos agronómicos y monitoriza permanentemente el rendimiento de la producción de las propiedades involucradas en las operaciones de crédito.


Desde 2009, se han invertido más de 12 mil millones de dólares para nuevas empresas de tecnología en América Latina y el Caribe. En Latinoamérica han logrado entrar al campo y renovar las estrategias de inversión en la ganadería y agricultura.


Recientemente, Santander InnoVentures, el fondo de capital emprendedor del Grupo Santander, anunció una inversión en la fintech a55, una de las empresas latinas que ofrece crédito a pymes con los ingresos de las empresas como garantía.


Esto representa pruebas claras de que la tecnología es la vía más segura para el desarrollo financiero. Además, deja en evidencia que para la innovación no existen límites, llegando no solo a mejorar los ciclos productivos, sino que acorta la brecha entre la ciudad y el campo.

Comments


bottom of page